Consejos para que tu perro te obedezca

Perro sentado

Todos queremos tener un perro sociable y que se porte bien, tanto con las personas como con otros animales. Pero para conseguir eso, es imprescindible que nosotros, como seres humanos, le eduquemos lo mejor que podamos, utilizando todo lo que esté en nuestra mano para cuidarlo y para que confíe en nosotros, pues no podemos olvidar que, sí, somos los que nos encargamos de darle de comer, de beber, pero con el animal mantenemos una relación de amistad, de compañerismo, y a nadie se le ocurriría pegar o gritar a su amigo, ¿verdad? 😉

Evidentemente, los perros no son humanos, y lamentablemente hay cosas que no entienden, por lo que es necesario fijarles unos límites para que su vida no corra peligro alguno. Así que te vamos a dar unos cuantos consejos para que tu perro te obedezca.

Cuanto antes empieces a adiestrarle, mucho mejor

El cerebro de los cachorros es una esponja, que absorbe todo de manera muy rápida. Por ello, si tienes oportunidad, no dudes en adiestrarlo ya desde cachorro. Eso sí, debes saber que los adultos también pueden aprender, pero les puede llevar algo más de tiempo.

En cualquier caso, si ves que un día no tiene mucho ánimo, no le obligues a hacer algo que no quiere. El respeto mutuo debe ser lo más importante.

No esperes milagros el primer día

Hay que tener mucha paciencia y ser constante. Hay personas que tratan de engañar a otras diciéndoles que se puede adiestrar a un perro en X minutos, o en X días. Eso es FALSO. Cada perro tiene su propio ritmo de aprendizaje, por lo que es imposible saber cuánto le va a llevar aprender una orden. 

Además, hay que ser constante y trabajar con el perro 2-5 minutos varias veces al día para que le sea más fácil asimilar la orden.

Dale órdenes simples

Para que no se le olvide ni para que se te olvide, es necesario que le des órdenes simples, como ”sienta”, ”tumba”, ”pata” o ”da la pata”, ”busca”, etc. También es conveniente que utilices las mismas palabras para una misma orden, ya que de lo contrario se puede confundir.

Y, por cierto, no le des una orden y, acto seguido otra si no ha hecho bien la primera. Debes repetir la primera hasta que lo haga bien, y ayudarle si es necesario. No te olvides de darle premios (golosinas, caricias, juguetes) cada vez que haga algo que tú quieres.

Perro pensando

Con estos consejos, tu peludo se acostumbrará más fácilmente a su nueva vida contigo 😉 .


Categorías

Adiestramiento

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario