Consejos prácticos para enseñarle buenos modales a tu cachorro

¿Eres de los que encierran a su perro cuando llegan visitas? Esta situación ofrece un cuadro muy clásico en muchos hogares, aún tratándose de perros amigables… Pero si tan sólo sus dueños le hubiesen enseñado algunos modales cuando era cachorro, seguramente podría convivir armoniosamente con cualquier visita.

Si bien la gran mayoría de las veces es recomendable acudir a un conductista experto, son muchos los “amos” que tienen la actitud y el tiempo necesario para enseñarle buenos modales a sus fieles compañeros. En muchos petshops se comercializan juguetes educativos para diferentes niveles, que sirven tanto de entretenimiento como de aprendizaje. Puedes ver en webs especializadas, como ShopAlike, una serie de productos muy interesantes para el proceso de adiestramiento.

¿Estás pensando en darle algunas clases a tu cachorro? En caso afirmativo, estos consejos te resultarán de gran utilidad. En primer lugar debes considerar que los cachorros tienen períodos de atención muy breves, con lo cual, deberás educar a tu mascota sólo durante algunos minutos por cada lección. Cuando tu cachorro se encuentre entre los cuatro y seis meses de edad, ya podrá comenzar con lecciones de obediencia más formales.

Dentro de este abordaje, debes tener en cuenta que los “sobornos” tienen resultados sorprendentes. Debes recompensar siempre los comportamientos deseados de tu perrito, ya sea con mimos, alimento o juguetes. También debes ser perseverante y constante.

A continuación listaremos algunas órdenes básicas

  • Fuera/No saltes: Es la palabra clave que se le debe decir al cachorro para que se mueva hacia atrás. La expresión debe ser muy enfática, como “¡no saltes!”. A modo de reconocimiento, no olvides darle una croqueta cuando se siente o se quede quieto.
  • Habla: Para este ejercicio debes mostrarle un bocadillo y decirle “¡habla!”. Posiblemente tengas que “ladrar” con el propósito de que comprenda la idea.
  • Cállate: Esta orden comienza a ser muy importante desde que el perro comienza a ladrar.
  • Dame: Esta orden es vital para que el cachorro aprenda a ceder sus juguetes y alimento. Es conveniente comenzar ofreciéndole a modo de intercambio un juguete por alimento.
  • Agárralo/déjalo: Para realizar esta actividad, se recomienda salir a pasear, arrojar un bocadillo delante de él y decirle “¡agárralo!”. Cuando el cachorro comprenda la acción hay que proceder con un “¡déjalo!” y dejar caer el bocadillo. Cuando vaya por al bocadillo, debes darle un toque muy suave en la nariz mientras exhorta “¡déjalo!”.

Ya tienes algunos consejos de utilidad para comenzar con los ejercicios de entrenamiento de tu cachorro. ¿A qué esperas para comenzar?.

Foto vía:jcolman


2 comentarios

  1.   Leilani Valdez dijo

    Me sirvió pero quisiera que lo explicaran más gracias muy bueno ?x2

  2. Bien su consejo lo aplica mi hijita como jugando con su consejo, muchas gracias.

Escribe un comentario