Cortar el rabo al perro: un grave error

Cachorro de Golden Retriever.

La amputación de orejas y/o cola es una práctica muy común entre los dueños de determinadas razas, como el bóxer o el caniche. Se trata de una intervención quirúrgica con fines exclusivamente estéticos, que puede influir en su interacción social y ocasionar problemas como infección o fiebre. Además, la anestesia que se administra para ello siempre conlleva un riesgo.

Consiste en una operación agresiva en la que se cortan cartílagos, vasos sanguíneos, nervios y otros tejidos fundamentales. El proceso de curación conlleva importantes molestias para el animal, y dolorosas heridas que tardan bastante tiempo en curarse completamente. Además, puede producir terribles malformaciones óseas.

Y es que la cola del perro forma parte de su columna vertebral, pues está compuesta por unas vértebras llamadas caudales, junto a otros tejidos. Se trata de un elemento clave para que el can pueda mantener el equilibrio, y crucial para ciertos movimientos al correr y girar el cuerpo.

Además, la amputación de las orejas y el rabo dificulta enormemente su capacidad de comunicación, lo que acarrea terribles problemas de conducta. Estas dos partes de su cuerpo transmiten información sobre su estado de ánimo, ayudando a su sociabilización con los otros perros. Sin estas dos partes de su cuerpo, se sentirá frustrado e inseguro hacia los demás.

Por otro lado, no debemos olvidar que se trata de una operación quirúrgica, lo que conlleva grandes riesgos para la salud del animal. De hecho, si no se realiza correctamente puede provocar incluso su muerte, ya que la infección podría alcanzar a los huesos y a la columna.

El peligro es máximo teniendo en cuenta que es una intervención con fines estéticos, que no ayudará en ningún caso a mejorar la salud de nuestro perro. De hecho, estas amputaciones están prohibidas en algunos países, ya que son consideradas como maltrato animal.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario