Cuál es el diagnóstico clínico de la tuberculosis

Tuberculosis en perros

Recordemos que la tuberculosis puede presentarse como una infección que no presenta síntomas o que estos síntomas se encuentren vinculados del lugar en donde se encuentra la lesión, pudiendo ser la región torácica presentando fiebre intermitente, adelgazamiento, disnea, fatiga, tos.

Cuando la tuberculosis se encuentra en la zona faringea puede aparecer tos espasmódica, ladridos apagados y una cierta afonía. En el caso de que tener lesiones bucofaríngeas se observa disfagia, arcadas, una gran salivación y tonsilitis.

Cuando las lesiones son en el pulmón suelen expandirse rápidamente. Recordemos que las lesiones pulmonares y pleurales son de tipo exudativo con ascitis en la cavidad torácica.

También podemos encontrar la acropaquía que es una periostitis inespecífica que daña a los huesos más largos de su organismo y que se la vincula con la tuberculosis pulmonar. Este tipo de enfermedad puede generar una alteración en la función pulmonar. En este caso se observa un aumento del volumen bilateral y simétrico de los huesos, especialmente se hace visible en sus patas.

Para un diagnóstico de la tuberculosis también se observan sus ojos, los que pueden presentar una serie de lesiones (en especial en sus párpados) o se puede observar coroiditis.

Más Información – Tuberculosis en perros


Categorías

Enfermedades

Maria

Redactora de contenidos, editora de blogs, posicionamiento SEO

Escribe un comentario