Cuidados del pelaje del Husky Siberiano

Cuidados del pelaje del Husky

El Husky Siberiano es un perro que atrae mucho por su belleza y por su parecido con el lobo. Esos ojos claros, su peculiar aullido y lo bonito que es en general este perro hace que se convierta en una raza muy deseada por muchos. No obstante, hay que conocer sus cuidados para saber si estamos preparados para tener un Husky en nuestras vidas.

Si os habéis fijado en el pelaje de esta raza, os daréis cuenta de que es muy peculiar. Estos perros tienen su origen en un clima muy frío, por lo que su pelo se ha adaptado a estas circunstancias, siendo muy denso y constando de dos capas. Esto hace que sea más difícil de mantener que el de otras razas que tienen mucha menos densidad.

Lo principal es conocer cómo es el pelo del Husky. Cuenta con una capa interior que lo protege y aísla, de ahí que muchas veces los veamos durmiendo cómodamente en la nieve y mucha gente se pregunte cómo pueden hacerlo. Esta capa aislante es lo que los protege de las temperaturas y mantiene el frío y la humedad en el exterior. De hecho, si los mojáis, notaréis que su pelo parece casi impermeable, y que hay que usar bastante agua para que penetre en las capas de abajo.

El pelaje se renueva dos veces al año, y en época de muda veremos que tenemos que cepillarlos muy a menudo, y que incluso se le cae el pelo en mechones. Es algo normal si están  mudando. En caso de que la caída continúe y se vean calvas puede ser por un problema de alimentación o de alergias en la piel y habría que acudir a un veterinario.

El lavado de este pelaje también tiene que hacerse con productos específicos. El champú debe ser para perros, y en concreto debe ser antialérgico  si el perro ha presentado alguna vez problemas de piel. La cuestión es que no se debe lavar más de una vez al mes, porque entonces podemos quitarles la protección natural de la piel. El resto del tiempo podemos mantener limpio el pelaje con polvos de talco y cepillado normal.



Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario