Cuidados para perros albinos

Perro albino.

Además de los cuidados que necesita cualquier mascota, los perros albinos requieren atenciones especiales debido a su falta de pigmentación. Y es que ésta les hace propensos a determinados problemas de salud, aunque tomando las medidas adecuadas pueden tener una excelente calidad de vida. Sin embargo, existen varios falsos mitos sobre todo ello.

Para empezar, a pesar de lo que se cree, un perro no es albino sólo por ser blanco, ya que el color del pelo no tiene nada que ver con esto. En realidad el albinismo es una condición congénita y hereditaria que tiene su origen en la ausencia de pigmentación. Sin embargo, el albinismo en los perros siempre es parcial; hasta el momento no se conoce ningún can completamente albino, y sólo un veterinario puede diagnosticarlo.


Uno de los problemas más comunes en los perros albinos es la dificultad de visión, dada por la falta de pigmentación en la retina. Asimismo, la claridad de sus ojos no les protege lo suficiente de los rayos del sol (el iris permite que pase más luz de la que debería), lo que también puede dar lugar a estrabismo o nistagmo (movimientos rápidos e involuntarios de los ojos). Por esta razón debemos evitar que se exponga a lugares demasiado iluminados.

La piel de estos perros también puede verse perjudicada al ser mucho más sensible a la radiación solar. Con ello corren un mayor riesgo de sufrir quemaduras, irritaciones y cáncer de piel, por lo que es necesario aplicarles protector solar (siempre especial para canes) antes de salir a la calle. También podemos vestirle con ropa ligera en los días más soleados, y evitar collares metálicos o de materiales que puedan dañarle. Además, debemos utilizar un champú apto para ellos.

Por otro lado, se relaciona el albinismo con la sordera, y aunque no es un problema muy frecuente, es necesario que el veterinario revise habitualmente este aspecto. Estos perros tienden, además, a sufrir problemas en sus sistema inmune, anemia, fallos renales, hepáticos y desórdenes neuronales.

A veces todas estas señales físicas influyen en el comportamiento de estos perros. La falta de visión y audición pueden causar en ellos reacciones agresivas, desconfianza o aislamiento. En cualquiera de estos casos, lo mejor es que lo consultemos con un adiestrador profesional.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario