Cómo cuidar a un perro con sarna

Perro rascándose

Si hay un problema realmente molesto y a la vez peligroso que pueden tener nuestros perros, esa es sin duda la sarna. Es una enfermedad muy seria producida por unos ácaros que afectan a todos los animales de sangre caliente, incluyendo a los seres humanos.

Se contagia fácilmente, por lo que para evitar que esto suceda, te vamos a decir cómo cuidar a un perro con sarna.

Hay 3 tipos de sarna: la sarcóptica, la dermodécica y la que afecta a los oídos.

Cómo combatir la sarna sarcóptica

La sarna sarcóptica se produce principalmente por dos tipos de ácaros: los Sarcoptes y los Cheyletiella. Afectan a la piel del animal, en la cual pueden provocar alopecias de tipo zonal, es decir, áreas en las que no hay pelo, y mucho picor. En casos graves, el perro podría quedar prácticamente calvo, y cubierto por los ácaros, excepto los ojos, la nariz y la zona anal.

¿Qué hacer? Lo más recomendable es prevenirlo. Hoy en día disponemos de pipetas que repelen los ácaros protegiendo así la salud del animal. En el caso de que ya está infestado, estos insecticidas se pueden aplicar también para combatirlos, y bañarlo con insecticidas.

Cómo combatir la sarna dermodécica

Provocada por un ácaro llamado Demodex, es una de las más comunes. Se la conoce también como Demodicosis, que puede ser localizada cuando el área afectada es una parte concreta del cuerpo, o generalizada. Causa alopecias focales, que al igual que en la sarcóptica, se pueden ir extendiendo. Es importante saber que no es contagiosa, pero si la madre la tiene, la puede transmitir a sus cachorros.

El tratamiento consiste en ponerle una pipeta para los ácaros, y bañar al perro con almitraz.

Cómo combatir la sarna otodéctica

La sarna otodéctica o la de los oídos, se produce cuando los ácaros entran y se alojan en el conducto auditivo. Provocan otitis, y hacer que las orejas huelan un poco mal, debido a la presencia de cerumen.

El perro se rasca y sacude la cabeza tratando de aliviarse, pero sólo se puede combatir poniéndole una pipeta y, en casos graves, con gotas en los oídos.

Perro en el baño

Si sospechas que tu peludo tiene o puede tener sarna, no dudes en llevarlo al veterinario para que lo examine.



Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario