Datos sobre la tos de las perreras

Perro con fiebre.

La traqueobronquitis infecciosa canina, llamada comúnmente “tos de las perreras”, es el equivalente a la gripe propia de los seres humanos, con síntomas como tos, estornudos, vómitos y fiebre. Se contagia fácilmente entre los perros, pues se transmite por vía aérea y sobre todo en lugares con poca ventilación, como criaderos, refugios o residencias caninas.

Esta enfermedad comienza manifestándose a través de una tos muy seca, que provoca irritación de garganta y vómitos. También suele darse una gran abundancia de mucosidad, y puede aparecer fiebre. Sin embargo, el perro afectado con esta patología normalmente permanece activo y no pierde el apetito.


En estos casos, debemos acudir al veterinario para que lo examine y determine qué tipo de medicación es la adecuada, pues ésta depende de las características de cada animal. Lo más frecuente es la administración de antibióticos y antiinflamatorios, con lo que el problema suele desaparecer en unas dos semanas.

Para su pronta recuperación, lo mejor será que durante este período el perro no realice ejercicio físico; en casos de mayor gravedad, es conveniente incluso que no salga de casa en unos días. Además, es recomendable que no fumemos cerca de él, y que si lo bañamos, lo sequemos bien y eliminemos completamente la humedad de su pelo.

No hay nada que nos garantice que nuestro perro no sufra la tos de las perreras, pero sí podemos prevenirlo en cierta medida. Por ejemplo, es muy importante que el animal esté bien alimentado, y que le proporcionemos la higiene adecuada. También debemos vacunarle anualmente, siendo éste el método más efectivo para combatir la enfermedad.

La primera vez que se administra esta vacuna es a los seis meses de edad, pues los cachorros son especialmente susceptibles, así como los perros con problemas respiratorios y pulmonares. Si no actuamos con rapidez, esta leve enfermedad puede desembocar en una neumonía.


Categorías

Enfermedades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario