Deportes caninos: Bikejoring

Hombre y perro practicando Bikejoring.

Durante los últimos años ha surgido una nueva disciplina deportiva para nuestros perros, denominada Bikejoring. Consiste en una modalidad de mushing que ayuda al can a reforzar su capacidad de concentración, su fuerza y su agilidad. Para practicarlo, nos será necesaria una bicicleta de alta calidad, un arnés especial, un tiro con amortiguador y largas horas de entrenamiento. Y por supuesto, las medidas de seguridad adecuadas.

En esta disciplina, uno o dos perros tiran de nuestra bicicleta mediante un cinturón y un cable de remolque conectados a la misma. Así, nos guían durante la carrera, que debe desarrollarse en un terreno ancho, con poco desnivel y poco pedregoso. También es importante evitar el asfalto, para proteger las almohadillas del animal.


Se trata de un deporte exigente tanto con nuestra forma física como con la del perro. Hemos de haber entrenado previamente y adiestrado al can, para que interprete y acate nuestras órdenes eficazmente. Además, ha de presentar un buen estado de salud, reforzado con ejercicio físico frecuente y una alimentación adecuada. Asimismo, el Bikejoring conlleva algunos riesgos para ambos, por lo que lo es necesario iniciarse de la mano de un profesional.

Al igual que nosotros, el animal debe adaptarse progresivamente a este entrenamiento. Primero, con largos paseos y breves sesiones de running, aumentándolas poco a poco. Una vez hayamos pasado esta fase, comenzaremos a practicar esta actividad primero con distancias cortas, para después aumentarlas gradualmente.

El Bikejoring no es apto para todos los perros, pues los de tamaño pequeño no pueden participar. Además, está prohibido para canes con problemas de salud, ancianos o en proceso de crecimiento. Entre las razas más eficientes para este deporte encontramos el Pastor Australiano, el Border Collie o el Alaskan Malamute.

Como decíamos previamente, esta actividad puede resultar peligrosa si no tomamos las precauciones adecuadas. Será necesario que llevemos casco y gafas, y en los terrenos pedregosos, los perros tienen que usar botas especiales. Además, es imprescindible que sea un profesional quien nos enseñe a practicar este deporte con total seguridad.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

2 comentarios

  1.   PRL dijo

    con mi labrador lo haciamos mucho!! os aconsejo unos “brazos metalicos” que alejaba uun poco al perro que se ponen en la barra del sillin haciendo imposible que se cruce el perro.

    Buen articulo Raquel

    1.    Raquel Sánchez dijo

      ¡Hola! Muchísimas gracias por tu consejo, toda precaución es poca para nuestra seguridad y la de nuestro perro 😉 Gracias por comentar. ¡Un abrazo!

Escribe un comentario