¿Distinguen los perros nuestros enfados?

Perro mirando a la pantalla.

En más de una ocasión hemos hablado de la capacidad de los perros para comprender las emociones humanas. Los diferentes estudios que se han realizado durante las últimas décadas demuestran que pueden captar distintos sentimientos, teoría que gana fuerza cada vez que se lleva a cabo una nueva investigación. En este caso nos centramos en su talento para distinguir nuestros enfados.

En este sentido, debemos hacer referencia al estudio realizado por la revista científica Current Biology, cuyas conclusiones vieron la luz en febrero de este año. Es la primera investigación considerada convincente para determinar que los canes reconocen, efectivamente, la alegría o el enfado en nuestros rostros.


“Se trata de la primera evidencia sólida de esta habilidad en animales no humanos para distinguir entre emociones faciales de otra especie”, afirma Sinc Ludwig Huber, coautor de este proyecto llevado a cabo en el Instituto de Investigación Messerli de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena (Austria). Ninguna otra especie ha demostrado hasta el momento poseer esta habilidad.

Para el experimento fueron utilizados once ejemplares de distintas razas, a los que se les mostraron 15 pares de imágenes de una misma persona representadas sólo por la mitad de la cara, dejando ver en ocasiones sólo los ojos y en otras la boca, representando expresiones de alegría o enfado. Los canes reaccionaban de diferente manera ante estas señales.

Tras algunos ejercicios asociativos y varios test, los resultados del estudio aseguran que los perros relacionan un rostro sonriente con algo positivo, y una expresión de enfado con algo negativo. Es más, ante esta última se muestran intimidados. El trabajo también ha demostrado que estas mascotas presentan un aprendizaje más rápido a través de los signos de alegría.

Sin embargo, los expertos no han podido dar una explicación científica a todo esto. No saben con exactitud qué proceso neurológico es el responsable de otorgar a los perros esta capacidad, aunque afirman que lo más probable es que actúen de esta forma gracias a su memoria almacenada.


Categorías

Curiosidades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario