Doga: Yoga para perros


Si, aunque te parezca extraño y poco convencional, es verdad, ahora nuestros perros también pueden empezar a practicar esta actividad o arte milenario. Este “Doga”, como es llamado, es una adaptación del Yoga, que aunque hasta ahora había sido reservado únicamente para nosotros los seres humanos, hoy en día busca relajar por completo a nuestros animalitos, que sabemos que no se encuentran exentos de estrés, depresión, ansiedad, entre otros padecimientos psicológicos.

El inicio de esta práctica es bastante curioso, nació cuando una profesora de yoga se dio cuenta que a su perro le gustaba seguir sus rutinas. Por eso, este Doga, se basa en las mismas posiciones del yoga tradicional, como por ejemplo la “V” invertida y la “postura del niño”. Ademas se incluyen ejercicios de flexibilidad, meditación y respiración. Todo esto adaptado a los animalitos, para que al realizar estos movimientos puedan relajarse, pero sin causarle ningún tipo de problema a su salud o a su cuerpo.

Una de las ventajas que tiene esta práctica es que puede ayudar a nuestra mascota cuando padece de diversas enfermedades, y además ayuda a facilitar el manejo del animal cuando este visita el veterinario.  Ademas de esto, esta disciplina ayuda a mejorar el vinculo entre dueño y animal, ya que durante los ejercicios el perro es utilizado como instrumento para incrementar los beneficios. De igual manera, el doga ayuda a relajar cada musculo del cuerpo del perro, sincroniza la respiración del perro y del dueño y ayuda a la circulación, flexibilidad y al movimiento de las articulaciones.

Cabe destacar que esta actividad, se ha convertido en novedad en países como España, Estados Unidos, y Japón, incluso existe la Asociación Japonesa de Dog Yoga con sede en Tokio.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario