Educando a nivel emocional:El Estres

Educando-a-un-nivel-emocional-el-estres-

Hoy os voy a contar, como afecta el estrés a nuestro perro y como somos nosotros los que lo estresamos, cosa que hacemos con mucha facilidad, proyectando nuestras emociones en el perro o humanizándolo en el trato diario.

Los perros sienten emociones a un nivel muy parecido al nuestro, y eso es debido a que a nivel físico, al ser mamíferos, tenemos fisiologías parecidas. Sin mas os dejo con mi entrada, Educando a Nivel emocional:El Estrés.

Esto supone en gran medida otra de las mayores barreras en la comunicación con nuestras mascotas, ya que se nos olvida con facilidad que ellas no sienten de la misma manera que nosotros, a la vez que no se relacionan entre individuos de la misma forma que nosotros. En una entrada anterior, Educando a nivel emocional (parte II), explico de donde viene esa conexión a nivel físico.

Los perros tienen una serie de necesidades, que son las que dan sentido a sus motivaciones, y como dijo alguien alguna vez, la motivación es la gasolina del cerebro.

Entre esas necesidades, que como ya he dicho, dan sentido a sus motivaciones, se encuentran cosas tan esenciales como hidratarse, alimentarse, tener periodos estables de sueño y vigilia o sentirse seguro.

La comunicación, es una de estas necesidades básicas, y el siempre estará buscando saciarla. Claro que el perro, buscara comunicarse a un nivel de perro y con las herramientas de las que dispone, al igual que naturalmente hacemos los humanos. Las diferencias que tenemos a nivel de especie, a la hora de donde depositamos nuestra informacion y como dentro del mensaje, es algo que marca totalmente nuestra relación con nuestro perro.

Si nos intentamos comunicar en algo básico con nuestro perro, como puede ser, no cruces la carretera, y este cruza la carretera, la frustración que surge ante la imposibilidad de poder hacerle llegar un mensaje tan básico a nuestra mascota, desencadenara una serie de estímulos en nosotros, que tendrán una consecuencia a un nivel físico tanto como emocional. La mayoría de los seres humanos, ante este hecho, el de no poder comunicarle algo básico a su perro, recurren a metodos coercitivos, intentando corregir la conducta no deseada mediante castigos, verbales o físicos.

Esto hará que nuestro perro, ante la imposibilidad de entendernos, el castigo recibido, y la mala gestión emocional por nuestra parte, entre en estrés. Y hay es donde empiezan los problemas.

En una próxima entrada, seguiremos analizando el estrés en nuestro perro. Un saludo y muchas gracias.

 


Categorías

General Perros

Antonio Carretero

Educador canino, Formador personal y Cocinero para perros afincado en Sevilla, tengo una gran vinculación emocional con el mundo de los perros, ya que provengo de familia de adiestradores, cuidadores y criadores profesionales, desde hace varias generaciones. Los perros son mi pasión y mi trabajo. Si tienes cualquier duda, estaré encantado de poderte ayudar, tanto a ti como a tu perro.

Escribe un comentario