Educando a un nivel emocional (parte III)

Educando-a-un-nivel-emocional-(parte-III)

Los seres humanos solemos proyectar en nuestros perros nuestras emociones. Eso suele ser una de las mayores causas de incomunicación con nuestro animal, y uno de los factores mas determinantes en como funciona nuestra relación con nuestro perro. Tambien solemos malinterpretar las emociones de nuestro perro, haciéndolas humanas, creyéndonos que cuando nuestro perro esta triste o simplemente se muestra cariñoso, lo hace por los mismos motivos que lo haríamos nosotros.

Obtener una idea clara de como funcionan las emociones de nuestro perro nos puede ayudar a comunicarnos con el con mas calidad y de una manera mas cómoda. Os dejo con la entrada,Educando a un nivel emocional (parte III).

En una entrada anterior,Educando a un nivel emocional (parte II), podéis encontrar la parte anterior de esta serie de artículos, donde aporto informacion sobre como siente el perro.

Nuestro perro tiene emociones. Eso esta mas que claro. Gregory Berns, profesor de neuroeconomía en la Universidad de Emory, escribió un libro llamado How dogs love us: A neuroscientist and his adopted dog decode the canine brain (“Cómo nos aman los perros: un neurocientífico y su perro adoptado descifran el cerebro canino) donde nos explica como funciona el cerebro emocional de nuestro animal.

El cerebro humano y canino se parecen en muchos aspectos, sin embargo son muy diferentes en otros. Este hecho nos lleva muchas veces a confundirnos. Tanto los perros como los humanos tenemos sentimientos sin embargo, ¿como podemos saber si nuestro perro siente igual que nosotros?. Los perros y los humanos  nos relacionamos entre individuos de manera diferente.

Los perros se relacionan entre individuos en manadas y las personas nos relacionamos entre individuos en familias. Este hecho establece una serie de diferencias a nivel de relación que se transponen a otros aspectos, siendo uno de ellos por su puesto el emocional. Os pongo un ejemplo: Si organizamos un picnic, en el que cada uno de los individuos que participa trae algo, los humanos compartiremos la comida y la bebida, incluso con miembros del grupo que no conocemos de mucho, y lo haremos respetando que coman los demás. Si el mismo picnic estuviera organizado por perros, comerían los mas fuertes o los mas rápidos primero, y estos dejarían siempre algo para los siguientes.

En la próxima entrada, hablaremos de como funcionan los sentimientos de nuestros perros. Un abrazo y hasta pronto.


Categorías

General Perros

Antonio Carretero

Educador canino, Formador personal y Cocinero para perros afincado en Sevilla, tengo una gran vinculación emocional con el mundo de los perros, ya que provengo de familia de adiestradores, cuidadores y criadores profesionales, desde hace varias generaciones. Los perros son mi pasión y mi trabajo. Si tienes cualquier duda, estaré encantado de poderte ayudar, tanto a ti como a tu perro.

Escribe un comentario