El cariñoso West Highland White Terrier

Los West Highland White Terrier, también conocidos popularmente como los Westies, se caracterizan por tener un color blanco muy brillante, un carácter bastante amigable y cariñoso y muchísima energía. Todas estas características lo han convertido en una de las mejores razas para tener como compañeras de casa, sobretodo si vivimos en la ciudad en un lugar pequeño o en un departamento.

Estos animalitos, pueden llegar a pesar entre 5 y 11 kilogramos, mientras que no sobrepasan los 28 centímetros de altura. Tienen una nariz negra y ojos marrones oscuros, lo cual lo hace absolutamente adorables. De igual manera, su pelaje, que  es de color blanco como lo mencionamos anteriormente,  se encuentra formado por dos capas diferentes de pelo, una interna y otra externa que es mucho más áspera y que suele tener aproximadamente 5 centímetros de largo.

Los West Highland White Terrier, o Westies, como prefieras llamarlos, son animales muy tranquilos, por lo que si tienes niños pequeños serán de gran compañía y entretención para ellos. Estos animales son muy pacientes y no tienen problemas para compartir su espacio y territorio con otras personas u otros animalitos. Aunque su tamaño es pequeño, son excelentes perros guardianes, que ladran con mucha fuerza y están siempre pendientes de la seguridad de sus amos.

Si eres de esos dueños de mascotas que les gusta enseñarle trucos a sus perros, los Westies serán capaces de aprender todos los trucos con mucha facilidad, aunque son bastante testarudos y tendrás que llenarte de paciencia apara enseñarles. No olvides que con estos, como con otras razas de perros, deberás convertirte en el líder de la manada para ganarte su respecto, ya que de lo contrario, se la pasará haciendo y deshaciendo en tu casa.


Escribe un comentario