El estrés de los Perros


Los perros, al igual que nosotros los seres humanos, pueden experimentar situaciones que les produce estrés, tanto desde el punto de vista físico, como emocional, siendo en este último caso un momento muy importante para que seamos nosotros quienes les mostremos apoyo para superar esta situación. Generalmente podremos detectar si nuestro animalito se encuentra estresado cuando presenta canción en su comportamiento.

Puede volverse agresivo e incluso puede llegar a mordernos, aunque también puede llegar a verse deprimido, apático y desganado. Es por este motivo que debemos prestarle mucha atención a cualquier cambio en su comportamiento para tomar cartas en el asunto. Sin embargo, primero que todo debemos detectar las causas que pueden llevar a nuestro animalito a sentirse estresado.

Una de las causas que pueden originar estrés en los perros, es estar encerrado durante mucho tiempo. No hay nada peor que dejar a nuestra mascota encerrada durante horas en lugares muy pequeños, ya sea en un departamento o en un pequeño jardín, y si esta atado será todavía peor. La inmovilidad del animal, hace que este no queme energía, lo que le producirá ansiedad que desencadenará en un ataque de estrés. Si no tiene otra opción que dejarlo solo en casa, es importante que ante de dejarlo, lo saquemos a pasear para que juegue corra y agote toda su energía.

Es muy importante que tengas en cuenta, que cuanto más grande es el animal, mayor trabajo le costará adaptarse y asimilar los cambios, por lo que el estrés que sufrirá será mayor. Es por este motivo, que si nos vamos a ausentar, no lo dejemos solo sino en compañía de alguien responsable y conocido, para que se ocupe de él y no se vaya a sentir abandonado.

De igual manera, cualquier cambio repentino en su rutina o en su entorno puede provocarle ataques de estrés. Por ejemplo la mudanza, la muerte de uno de sus amos, de otros animales cercanos, e incluso que haya mucha gente en la casa, pueden generar comportamientos diferentes en nuestra mascota. Si empiezas a notar estos cambios, es importante que tratemos de calmarlo, hablándole suavemente para que sienta que la situación no le representa ningún tipo de peligro.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario