El extraordinario sentido del oído en el perro

Perro con orejas grandes.

El oído es uno de los sentidos más desarrollados del perro. Estos animales son capaces de oír frecuencias imposibles de detectar para el ser humano, captando sonidos a una gran distancia y extremadamente agudos. Es por ello que odian los ruidos fuertes y que necesitan que les hablemos con una voz suave y tranquila para poder educarlos.

Mientras que los seres humanos percibimos sonidos a 6 metros de distancia, los perros pueden escuchar aquellos que se produzcan a 25 metros o más. Su oído registra hasta 35.000 vibraciones por segundo, estando cuatro veces más evolucionado que el nuestro. De hecho, su alcance auditivo es de 10.000 a 50.000 Hz, siendo el de las personas de 16.000 a 20.000 Hz. Y es que los canes cuentan con 17 músculos en cada oreja, frente a los 9 de los oídos humanos.


Sin embargo la capacidad auditiva de estos animales varía dependiendo de la raza. Si tienen las orejas erectas como el Pastor Alemán o el Alaskan Malamute, escucharán con mayor facilidad. No obstante, los perros con las orejas caídas como el Beagle o el Cocker no tienen un oído tan fino. Aunque el funcionamiento en todas las razas es muy parecido. Lo mismo ocurre con la edad, pues un perro adulto tiene menos capacidad de audición que uno joven, pudiendo llegar incluso a la sordera.

Por otra parte, los perros son capaces de captar sonidos muy bajos también cuando están dormidos. Además, su oído es muy selectivo, ya que pueden distinguir fácilmente ruidos ajenos al sonido ambiente.

Es por todo esto que los canes son muy sensibles a los tonos de voz. Normalmente demuestran reacciones muy positivas a los sonidos tranquilos y agradables, pero por el contrario, se muestran muy molestos hacia los ruidos fuertes. Por este motivo, debemos usar un tono firme para regañarles, pero jamás gritar.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario