El olor de mi perro invade mi casa II

Como lo mencionábamos anteriormente, cuando tenemos un animalito en casa, no solo recibimos mucho amor, cariño y compañía de parte de él, también podemos vernos invadido por su olor, que en algunos casos se vuelve insoportable. No les ha sucedido que llegan a la casa de alguien que tiene un perro y la casa a lo único que huele es a perro mojado.  Desafortunadamente no es cuestión de bañarlo y bañarlo incansablemente, a veces tenemos que tener en cuenta otros factores para eliminar el “olor a perro” de nuestro hogar.

Además de la limpieza general y a fondo que debemos hacerle a la casa y a cada uno de los juguetes, cama y ropa de cama de nuestro perro será fundamental, aunque no suficiente. Como ya lo decíamos puedes utilizar un poco de bicarbonato de sodio para que absorba los malos olores, pero también existe una manera más natural y económica de controlar sobretodo, los olores producidos por la orina, te estoy hablando del vinagre blanco.

EL vinagre blanco servirá para eliminar esos malos olores que han quedado impregnados en tapetes, en pisos o en madera y que son muy difíciles de sacar, como por ejemplo el olor de la orina. Solo debes aplicar un poco de vinagre blanco en una esponja, o directamente en el lugar, para luego limpiar. Es importante que repitas este mismo procedimiento las veces que sea necesario hasta que el olor haya desaparecido.

De igual manera existen algunas fragancias que venden en el mercado que pueden ayudarte a eliminar los malos olores, aunque te advierto que serán menos eficientes que el bicarbonato y que el vinagre, ya que suelen tapar el olor, por lo que terminarás con olor a perro, mezclado con olor a flores o a canela, o la fragancia que hayas conseguido. Te recomiendo que primero elimines el olor completamente y luego si utilices la fragancia.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario