El peligro de los collares antipulgas

Perro rascándose.

Las pulgas y garrapatas son parásitos peligrosos, tanto para la salud de los animales como de las personas. Los collares antipulgas son accesorios que permiten crear una especie de “capa protectora” contra estos insectos durante una media de seis meses, pero también contienen sustancias tóxicas muy perjudiciales.

En cuanto a la eficacia de este producto hay que tener en cuenta que, al estar colocado en el cuello, el insecticida no protegerá uniformemente el cuerpo del animal. Mucho más eficaz en la prevención, y segura para la salud del animal y de su propietario, es la aplicación tópica de pipetas y espray antiparasitarios. El cepillado diario, la higiene de la mascota y del lugar donde duerme, y la limpieza del hogar, también mantienen a raya la aparición de estos insectos.


Fabricados con un plástico resistente, los collares antipulgas están impregnados con potentes plaguicidas que pueden llegar a dañar muy gravemente la salud de nuestras mascotas. Estos químicos penetran en la piel y el torrente sanguíneo de los animales, llegando a afectar el sistema nervioso, provocando cáncer, contracciones musculares, convulsiones o parálisis respiratoria.

Estas sustancias tóxicas también afectarán a las personas que estén en contacto con el perro, pudiendo producir alergias y lesiones en la piel, mareos, náuseas y dolores de cabeza. Los niños más pequeños serán especialmente vulnerables a estos plaguicidas, ya que los metabolizarán de forma menos eficaz que un adulto al no estar aún completamente desarrollado su sistema nervioso. Además es muy fácil que todo lo que los niños toquen acabe también siendo ingerido, debida su tendencia a llevarse las manos a la boca.

En caso de que el animal masticara o ingiriera el collar, los síntomas de intoxicación severa serían náuseas, vómitos, diarrea o jadeo excesivo, y puede llegar a provocar la muerte si no es atendido inmediatamente.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario