El perro que ladra sin cesar… Cómo solucionarlo · I Parte

Los perros deben de llevar una vida activa para no aburrirse

Recuerdo a un alumno mío holandés que transcurrió hace años unas semanas en mi ciudad. Se alojó en casa de una familia en una zona residencial con tan mala suerte que los vecinos de enfrente poseían unos perros que no cesaban de ladrar durante toda la noche. A la tercera noche de insomnio decidió cambiarse de alojamiento e irse a un lugar más tranquilo. Obviamente si no podía dormir su salud estaba en juego… Esta imagen de los perros ladrando y molestando a mi amigo y a todo el vecindario se me fijó durante varios años . Empecé entonces  a investigar y a observar por qué los perros ladran en general. Como me suelo tomar las cosas en serio me remonté al pasado lejano y descubrí como todos los estudiosos coincidían en que el ladrido del perro estaba relacionado con el ser humano. Si éste último no lo creó, al menos si lo desarrolló. ¿Cómo lo hizo? , pues seleccionando a aquellos lobos que ladraban. Esta acción del ladrido es bastante poco frecuente entre los lobos, que prefieren aullar. Al parecer sólo lo hacen de cachorros. Al hombre le interesó y empezó a criar y seccionar lobos con este extraño comportamiento. Su nuevo socio de cuatro patas le defendería de peligros, cuidaría sus propiedades y sobre todo, le avisaría con su ladrido de posibles ataques de intrusos. Pero todo en la vida tiene una contrapartida. Mal iba a pensar aquel primitivo pastor que podría el ladrido también ser una molestia

Los perros ladran por muchos motivos:

  • Soledad y aburrimiento: El animal que está sólo en una finca horas y horas, días  y días, no encuentra mejor solución para entretenerse que ladrar. Cada persona que pasa, cada moto y coche recibe su buena ración de ladridos. También lo he visto en animales asomados a balcones. Se acostumbran a ladrar a todo perro que ven desde su “puesto de vigilancia”. No debemos dejar solos a los perros tanto tiempo, pensando equivocadamente que lo importante es el espacio que tienen libre a su disposición. El espacio y la amplitud no suplen la carencia de compañía. El perro es un ser social, no lo olvidemos. A un lobo le bastaría con un habitat amplio para vivir, el perro necesita al hombre; es un animal dómestico.
  • Falta de ejercicio y de libertad: Los perros ante la falta de ejercicio y de libertad responden de una manera: estresándose. Basta sólo ver a esos canes que pueblan nuestras calles , jamás liberados en un parque, siempre con la correa puesta. Ladrar es la única manera de canalizar su energía.

En próximos comentarios veremos la manera de solucionar este problema de los ladridos.

Existen razas más o menos propensas al ladrido



Escribe un comentario