El perro rastafari: Puli

Puli

La raza Puli es una gran desconocida en nuestro país. Hay tan pocos ejemplares que suelen llamar mucho la atención, y ser además muy caros. No hay muchos criadores, y es difícil conseguir uno, pero si quieres conocer a esta mascota tan peculiar, te hablaremos de ella.

El rasgo más característico del Puli son sus largas rastas. Su pelo se va enredando a medida que crece, creando unas rastas asombrosas, que parecen hechas en una peluquería. Por lo demás, es un perro que tiene una vida normal, al que le gusta jugar, pasear y relacionarse.

El carácter de este perro es una gran ventaja, ya que son sociables. Son ideales para los niños, ya que cuentan con mucha paciencia para ellos. Pueden ser algo reservados con extraños, ya que son bastante guardianes, pero no son para nada agresivos. Son alegres y vivaces, y requerirán bastante ejercicio diario. Además, cuentan con una gran inteligencia, por lo que será fácil adiestrarlos, siendo muy buenos en actividades como el Agility.

Sus largas rastas pueden asustar a cualquier persona que piense en los cuidados de su cabello. Sin embargo, es mucho más sencillo que tener un Yorkshire o un Husky Siberiano. Cuando son pequeños, todavía no tienen rastas, y puedes peinar su pelo del rabo a la cabeza, para que quede más suelto. Cuando aparezcan las primeras rastas hay que dejar de peinar para no estropearlas.

Sus cuidados son realmente pocos. Hay que vigilar que el pelo no se enrede en exceso en zonas como las axilas o las orejas. Por lo demás, pocos baños y nada de peinar. Habrá que utilizar champú desparasitario y acondicionador. En las orejas, como están poco ventiladas, hay que limpiarlas de vez en cuando con productos adecuados y con una gasa limpia, para evitar infecciones. Por último, te darás cuenta de que es un perro que necesita pasear y salir para ser feliz, por lo que no es bueno para pasarse horas solo en un piso.

Más Información – Lundehund noruego

Imagen – Wikipedia


Categorías

Razas Perros

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario