El perro y el deporte

el perro y el deporte

El origen de incorporar el deporte a la vida del perro nace en Alemania, dejando de verlo como una herramienta de trabajo. Estos animales disfrutan mucho del ejercicio físico y de las habilidades.

Son diferentes los enfoques deportivos que se le pueden dar al perro. Los germánicos hacen que los perros se adapten a reglamentos muy estrictos dividiendo las actividades en tres categorías: rastro, obediencia y defensa. A su vez cada una de las partes se divide en grados de dificultad.

Cuando los animales llegan a nivel adecuado pueden acceder a las diferentes competencias deportivas, en donde un perro, junto con un guía deberá trabajar muy concentrados. Esto, en algún sentido, se encuentra influenciado por la calidad del carácter del perro, la sensibilidad y el grado de comprensión del dueño y las técnicas que se emplearon para el adiestramiento.

Para el rastreo es indispensable tener un buen olfato, un fuerte impulso y una motivación para el trabajo. La disciplina de obediencia es la que más técnica necesita. El perro deberá realizar ejercicios de seguimiento con y sin correa. En la disciplina de defensa es donde se puede valorar el carácter del perro.

Foto | Flickr


Categorías

Adiestramiento

Maria

Redactora de contenidos, editora de blogs, posicionamiento SEO

Escribe un comentario