El síndrome del nadador en perros

Síndrome del nadador

Puede que no os suene esta enfermedad, y es que todavía no se conoce bien la causa, si es algo genético, aunque esto está casi descartado, u otros factores. El síndrome del nadador se denomina así porque los cachorros tienen el aspecto de un nadador, con las extremidades extendidas y el pecho siempre apoyado en el suelo.

En muchas ocasiones, la cura es espontánea, conforme van creciendo, pero en su gran mayoría se han sacrificado a estos cachorros por la desinformación. Como es un mal cada vez más conocido, ya hay lugares en los que se lleva a cabo la rehabilitación de estos cachorros, para que vuelvan a andar con normalidad, y se consigue con algo de trabajo.

Esto no es muy conocido, por eso se solía pensar que era un mal genético que no tenía cura, pero la rehabilitación ha funcionado en muchos cachorros. Los síntomas son el pecho abierto, siempre apoyado. No pueden mantenerse sentados o de pie, siempre tienen las extremidades extendidas.

En los cachorros que tienen este problema, se suele ver a las dos o tres semanas de vida, cuando deben comenzar a caminar. Al no poder hacerlo, es cuando hay que comenzar la rehabilitación. Nadar, para que muevan las patas, hacer que intenten estar de pie, son algunos de los trabajos. Evidentemente, siempre hay que confiar en expertos en rehabilitación canina, en centros donde además tienen todo el material.

Hay espacios en los que se pone al perro, en los que se tienen que mantener erguidos. Poco a poco, con trabajo, se va consiguiendo que el perro cambie la postura de sus patas y camine con normalidad. No es algo que se quede así de por vida, pero evidentemente no cambia de un día para otro. En general, existe la sospecha de que se trate de un problema derivado de la cría indiscriminada, aunque todavía debe probarse.


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario