El uso del collar isabelino

En diferentes ocasiones tu perro deberá usar el collar isabelino, normalmente el veterinario te lo recomienda cuando quiere que tu perro no se lesiones mediante sus lamidos o no se rasque su cara luego de alguna cirugía especifica. Es muy normal verlo en perros que están teniendo un tratamiento en sus ojos, así no se podrá frotar con sus patas.

Para que se acostumbre te daremos algunos tips para que tengas en cuenta. Lo primero es colocárselo, para ello debemos tener mucho cuidado y suavidad, en ocasiones es aconsejable que lo haga el veterinario que tiene mucha más práctica para estos menesteres.

Luego debemos animarlo, dándole confianza y demostrándole que pese a su incomodidad puede caminar sin ningún problema. Cuando se acostumbre a su uso sentirá que puede moverse en total libertad.

Recuerda colocarle su comida y el agua en sitios alejados de la pared, sino el collar isabelino chocará impidiéndole que coma.

Dentro de los modelos podemos encontrar varios, todos ellos con una flexibilidad que es permite alimentarse y caminar con facilidad. Además nuestro perro podrá dormir y acostarse tranquilamente con el uso de este collar. Solo es cuestión de tener un poco de paciencia.

El tiempo de su uso será dado por el veterinario y dependerá del motivo por el cual lo tiene que usar. Existen casos en que los profesionales permiten sacarlo algunas horas al día.


Un comentario

  1.   Daniela dijo

    ¿mi perra nesecita usar el collar isabelino?
    es que tiene un ojo infectado y le sale moco del ojo, y para que no se lo rasque asi le podemos poner unas gotas para su tratamiento.

Escribe un comentario