En Navidades, adopta un perro

Adopta un perro

Bueno, en Navidades y todo el año, siempre es mejor adoptar una mascota que fomentar un negocio que solo trae disgustos a las mascotas. Ningún ser vivo debería ser vendido, sin más, como un mueble, y todo el mundo debería concienciarse de la importancia de críar con sentido y esterilizar a los animales.

Cuando llegan las Navidades, en las protectoras de animales tiemblan en vista de los abandonos que se producirán tras las fiestas, cuando el perro crezca y la gente ya no lo quiera en el hogar. Es por eso que siempre es mejor saber a ciencia cierta cuáles son las consecuencias de tener un perro y no dejarse llevar por los cachorros preciosos que se ven en una tienda.

Adoptar es ayudar a un animal, dándole una segunda oportunidad, y rechazando esa venta indiscriminada de perros de raza que en muchas ocasiones vienen de países en donde no se controla la cría, con los consiguientes problemas de salud.

Un perro es un compañero, parte de la familia, no un juguete o un mueble que se pueda cambiar en cualquier momento. Esto hay que saberlo desde el principio. Hay que educarlo, mantener su higiene, cuidarlo cuando enferme, vacunarlo y alimentarlo. A cambio, ellos nos dan un cariño incondicional y una compañía de valor incalculable.

Si quieres añadir una mascota a tu hogar en la Navidad, puedes visitar los refugios, en donde hay toda clase de animales buscando una oportunidad. Escoge por el carácter, por la personalidad, no solo por el aspecto, y te darás cuenta de que habrás elegido bien. En los refugios suelen tener experiencia, por lo que puedes dejar que te aconsejen. Normalmente, hay que formalizar la adopción con un contrato y poniéndole el chip. Y ya tendrás a tu amigo para siempre.


Categorías

General Perros

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario