Envejecimiento Cerebral en Perros


Como nos sucede a nosotros los seres humanos, el cerebro de nuestros perros, puede llegar a sufrir daños con el paso de los años y del tiempo, y poco a poco puede irse volviendo menos funcional y sufrir ciertos cambios y síntomas en el comportamiento, que en algunos casos son parecidos a los que sufrimos nosotros al volvernos viejos y sufrir de enfermedades como el Alzheimer o envejecimiento cerebral.

El envejecimiento cerebral en los perros puede empezar mostrándose levemente a partir de los 8 años de edad y a partir de ahí ir incrementándose.

Entre los síntomas que pueden indicarnos la aparición del envejecimiento cerebral se encuentran los siguientes:

  • Desorientación: cuando a nuestro animalito le cuesta moverse y recorrer la casa como seguramente lo hizo antes, empieza a tener dificultad en reconocer lugares y hasta puede llegar a no reconocer a ciertas personas. Es importante que prestemos atención a este comportamiento para tomar cartas en el asunto y visitar a nuestro veterinario.
  • Aislamiento: si nuestro animalito empieza a mostrarse aislado, indiferente y deprimido puede ser un síntoma de envejecimiento cerebral. Otro de los síntomas es que ya no demandan la misma cantidad de atención que antes y no hacen caso cuando se les llama.
  • Perdida de Hábitos de higiene: Los animalitos empiezan a perder el control de esfínteres, hacen sus necesidades en lugares que no son los apropiados, como por ejemplo en la cocina, en la sala o en otros lugares de la casa diferentes a los utilizados cuando era un perro joven. De igual manera puede perder la noción del tiempo de hacer sus necesidades y no avisarnos cuando necesita salir a la calle.

Es importante que tengamos en cuenta, que esta enfermedad por ser una enfermedad degenerativa no tiene cura, sin embargo nosotros, los dueños de animales debemos tener mucha paciencia y darles mas cariño y atención que antes.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario