Etapas del desarrollo de un perro


Cuando hablamos del desarrollo de un perro, nos referimos a cuatro etapas o periodos. Aprender a identificar estas etapas te ayudará a comprender mucho mejor su desarrollo para poder brindarle el cuidado y la atención necesaria.

Primero que todo tenemos el periodo neonatal, que incluye las primeras semanas de vida del animalito. Durante esta etapa, el perro lo único que hace, prácticamente es comer y dormir por periodos intercalados. Cabe destacar que durante estas semanas, el cachorrito no podrá ni ver, ni oír y su sistema motriz estará pobremente desarrollado por lo que su movilidad será limitada.

La segunda etapa será el periodo de transición, que se limita exclusivamente a los días que van del catorce al veintiuno, después de su nacimiento. Es durante este periodo que el cachorro empieza a reconocer a su madre, y desarrolla el apego a la misma. Sus órganos motrices y sensoriales, aunque no se encuentran totalmente desarrollados, empiezan a mejorar notablemente, habiendo una respuesta al dolor más notoria.

El tercer periodo  de socialización, que comienza aproximadamente a las tres semanas de vida, y es uno de los momentos más importantes en su desarrollo, tanto mentas como físico. Es durante esta etapa que el animalito empieza a socializar con su medio ambiente, tanto con otros perros como con otros animales. Muchos científicos afirman que es el periodo más importante de su vida, ya que de este dependerá su forma de comportarse durante el resto de su vida.

Por último tenemos la etapa final, que empieza a las 10 o 12 semanas de vida y abarca el resto de la vida del animalito. Esta etapa suele dividirse, tal como sucede en nosotros los humanos, en pubertad, adultez y vejez.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario