Evita las afecciones invernales en tu perro

Evitar las afecciones respiratorias

En el post anterior te contábamos cuáles son las afecciones invernales que más pueden afectar a tu mascota durante esta época. Las bajas temperaturas, la humedad y las condiciones de cada mascota influyen en la virulencia con que pueden afectar a su sistema respiratorio. Sin embargo, siempre tienes formas de evitar en gran medida que estas enfermedades afecten a tu perro.

La bronquitis, las pulmonías o la faringitis son problemas bastante serios, que hay que evitar en la medida de lo posible. Si tu perro está vacunado y fuerte, es poco probable que se ponga mal, pero si no es así, debes tener incluso más precauciones para que no coja estas afecciones invernales y se debilite. En especial, hay que tener cuidado si ya son muy mayores o cachorros que no tienen todas las vacunas.

Una de las cosas que hay que hacer, es evitar que el perro se moje demasiado. Hay perros que tienen una capa protectora en el pelaje, pero otras razas no, por lo que si tu perro tiene el pelo corto y poco abundante, una buena opción es la de ponerle un chubasquero o un abrigo para el invierno. Si no le pones ropa, sécalo siempre al llegar a casa, para que no se quede con el pelaje húmedo, ya que podría enfriarse y le bajarían las defensas.

Por otro lado, el lugar en el que duerme debe estar alejado de lugares fríos y de corrientes de aire, además de la humedad. Un lugar seco y cálido para dormir es ideal para ellos. Si es una raza nórdica, con un espacio seco y confortable tendrá suficiente, ya que soportan el frío, pero no tanto la humedad.

Por último, debes evitar cambios bruscos de temperatura. Si en casa tenéis calefacción, es más sano para todos que pongas una temperatura moderada, para que al salir no se note tanto el cambio. De esta forma, su sistema inmunológico no sufrirá bajones y los virus no le afectarán.

Más Información – Ropa para perros: modelos para el invierno


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario