Evita los golpes de calor en verano

Evita los golpes de calor en verano

Al llegar la época del verano, debemos tener en cuenta una serie de pautas para evitar los llamados “golpes de calor“. Esta afección se puede producir cuando el animal no es capaz de transpirar y su temperatura se eleva mucho, algo que puede tener graves consecuencias, llegando incluso a acabar en la muerte. Desde luego, deberás tener un especial cuidado si tu perro pertenece a las razas de perros chatos, como el Bulldog Inglés, ya que tienen problemas respiratorios, o los nórdicos, como el Husky Siberiano, que cuentan con un denso pelaje preparado para la nieve.

Existen un sinfín de pautas que debes tener en cuenta, pero lo fundamental que debes plantearte es: si hace demasiado calor e incluso tú pasarías un mal rato con las altas temperaturas, no sometas a tu perro a ese sufrimiento. En pleno verano debes pensar en sacarlo a pasear antes de las 10 de la tarde, con algún corto paseo después de las cuatro, y un largo paseo sobre las nueve, cuando vuelve a refrescar.

El agua también es fundamental, ya que el perro necesita hidratarse y refrescarse a través de la boca, por lo que pasea siempre por lugares en donde pueda beber, o lleva tú mismo un botellín de agua fresca. Tampoco lo dejes en lugares asfixiantes y sin ventilación, como el coche o una habitación cerrada. Por último, si vive en el jardín, procura que tenga lugares de sombra en los que cobijarse.

Si a pesar de que crees haber tenido el máximo cuidado, notas a tu perro extraño, debes estar atento a los siguientes síntomas de los golpes de calor: mareo, respiración rápida y dificultosa, taquicardia, continuos jadeos, cansancio extremo, diarrea, vómitos e incluso la pérdida de conocimiento. Debes llevarlo al veterinario de inmediato, pues está sufriendo el temido golpe de calor.

Algunas formas de refrescarlo antes de acudir a tu veterinario son fundamentales, ya que pueden suponer una gran diferencia. Puedes aplicar agua fresca (nunca helada) sobre el pelaje, la cara y las patas, darle agua y llevarlo en un ambiente fresco hasta tu veterinario. Evita los contrastes bruscos de temperatura, ya que pueden ser contraproducentes.

Más información – Su salud en verano

Imagen – KB35 en Flickr


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario