Cómo evitar que mi perro muerda mis cosas

Perro mordiendo un zapato

El perro es muy curioso, que utiliza sobretodo su boca para explorar el mundo que le rodea. Especialmente si es joven, y al no tener todavía experiencia, necesita aprender qué es lo que hay a su alrededor, y para ello se puede dedicar a morder cosas. Y claro, esto puede no gustar demasiado, y menos si lo que tiene entre sus fauces es un objeto nuevo.

Aún así, respira tranquilo/a. Nunca es tarde para enseñarle. Con paciencia y constancia, se pueden hacer milagros. Así que si te preguntas cómo evitar que mi perro muerda mis cosas, aquí tienes una serie de consejos que te serán muy útiles.

¿Por qué muerde las cosas?

Antes de buscar una solución, hay que saber por qué se comporta de ese modo. Son varios los motivos por los cuales un perro puede morder cosas, como por ejemplo: aburrimiento, ansiedad, tiene un carácter ya de por sí nervioso o inquieto, le están saliendo los dientes definitivos…

Cómo evitar que muerda mis cosas

Dependiendo del motivo, habrá que buscar una solución u otra:

  • Aburrimiento: si el can pasa mucho tiempo solo se aburrirá y hará lo que sea para descargar esa energía que tiene acumulada. En este caso, hay que hacerle hacer mucho ejercicio (paseos largos y juegos) para que pase el resto del tiempo tranquilo.
  • Ansiedad: si está ansioso hay que saber el origen de su malestar. Para ello, te recomiendo consultar con un etólogo o adiestrador canino que trabaje en positivo.
  • Es nervioso o inquieto: en este caso, hay que hacerle jugar varias veces al día durante 10 minutos, ya sea con una pelota, con un mordedor, o con otro tipo de juguete para perros. También es necesario dejarle siempre un juguete o dos a su alcance.
  • Le salen los dientes definitivos: si tu perro es un cachorro de menos de seis meses de edad, lo más probable es que muerda porque le está saliendo su dentadura adulta. Así pues, dale algún mordedor para que se entretenga y, de paso, note cierto alivio en su boca.

Si ves que está cogiendo algo que no debería, dile un NO firme (pero sin gritar), y cuando lo suelte, dale una golosina para perros para recompensarle. Nunca utilices la violencia física ni los gritos, pues de lo contrario acabarías conviviendo con un perro que te tendrá miedo y que, por lo tanto, no será feliz.

Perro joven mordiendo

Recuerda que la paciencia es fundamental cuando se trabaja con perros. Sólo con ella conseguirás que tu amigo se comporte correctamente.


Categorías

Adiestramiento

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario