Falsos mitos sobre la vida y educación del perro (II)

Perro mestizo canela

En post anteriores hemos hablado sobre los falsos mitos que rodean la vida del perro. Todavía circulan demasiadas creencias erróneas acerca de la forma de criar y educar a estos animales, que crean una enorme brecha entre ellos y sus dueños. A continuación continuamos con esta larga lista de errores que debemos evitar al convivir con nuestras mascotas.

Un ejemplo es el dicho de que los perros se acaban aburriendo de su comida. El ser humano es el único que considera comer como un placer, mientras que en el mundo animal se hace para satisfacer el hambre. Si un perro perdiera el apetito, el motivo nunca sería el aburrimiento por comer siempre lo mismo. Esto no quiere decir que no disfruten con el sabor de otros alimentos, pero éstos siempre deben ser sanos para ellos y administrarse con moderación.


Algo que escuchamos muy a menudo es aquello de “Mi perro entiende lo que digo”. Si bien es cierto que comprenden lo que queremos decir con algunas palabras, los perros no son capaces de entender frases completas. Por eso los expertos aseguran que son las órdenes breves como “¡No!” o “¡Suelta!” las únicas que pueden reconocer y asumir. De la misma forma, suelen respetar más las voces graves que las agudas.

También es muy común la creencia de que los perros comen hierba para purgarse y aliviar así algún problema digestivo. La realidad es que no se conoce con certeza el motivo de este hábito, pero no tiene nada que ver con esto. Se relaciona este comportamiento con la falta de algunos nutrientes, pues muchas veces las plantas contienen ingredientes ausentes en los piensos.

Por último, y al contrario de lo que se cree popularmente, no existen razas peligrosas por naturaleza. Aunque es cierto que cada raza posee unas características propias, el comportamiento de un perro es fruto de la educación que haya recibido por parte de sus dueños, los cuales deben responsabilizarse de proporcionarle un adiestramiento adecuado.


Categorías

Curiosidades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario