Foobler, un nuevo juguete interactivo

Foobler

El Foobler viene a sustituir a los conocidos Kong, ya que cuenta con un control sobre la dispensación de comida y con mucha más capacidad. Este juguete interactivo para la hora de la comida todavía es un proyecto, pero pronto comenzará a producirse.

Con el Foobler tendrás a tu perro entretenido durante horas. Este juego se inspira en las investigaciones de aprendizaje de animales, y pretende entretener a esos perros que pasan horas solos y que al aburrirse tienen problemas de comportamiento. Si es tu caso, puedes realizar una donación para que el proyecto se lleve a cabo cuanto antes.

Este juguete es mecánico. Cuenta con seis partes, en las que se incluye el pienso. De esta forma, la comida saldrá por un lugar diferente cada vez. Se puede programar, para que realice un sonido que alertará al perro cada 15, 30, 60 o 90 minutos. Una vez lo has programado, lo puedes dejar por casa.

Foobler

Funciona con un sonido de llamada, con el que el perro reconocerá la posibilidad de conseguir comida. Es una señal que aprenderá a distinguir. A continuación, tiene que mover la pelota, hasta conseguir su premio. De esta forma, tu perro estará atento al artilugio, evitando destrozar otras cosas. Esta es una forma de aprovechar el momento de la comida para que tu mascota desarrolle habilidades mecánicas y mentales.

Con el Foobler podrá jugar, y al mismo tiempo comenzará a distinguir los espacios de tiempo y el mecanismo con el que funciona su juguete. El Kong es su antecesor, una idea estupenda que también tiene entretenido al perro, para que consiga su alimento con algo de esfuerzo. No obstante, el Foobler controla mucho más la dispensación, y dura más tiempo.

Este juguete interactivo es tan actual que incluso podrás usar una aplicación en el móvil. Con ella puedes controlar por Bluetooth el control del juguete.

Más Información – Juguetes Kong: divertidos y muy útiles



Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario