Forma de educar a perros inquietos

perros inquietos

Existen diferentes formas correctas para educar a un perro inquieto, entre los procedimientos más usados se encuentra el de extinción, castigo y reasociación. Te hablaremos detalladamente de cada uno de ellos.

Procedimiento de extinción: se trata de un procedimiento mediante el cual se eliminaran las conductas ya aprendidas, siempre que se pueda saber que factor lo determinó, y cual lo mantuvo o causo un cambio en su comportamiento. Por ejemplo en el caso de que se la pase ladrando para poder entrar en la casa, y nosotros le permitimos que lo consiga, lo que en realidad estamos haciendo es reforzar la conducta incorrecta y el siente que fácilmente obtuvo lo que buscaba.

Estos son los casos en que la conducta debe ser eliminada lentamente, volviendo al caso anterior, no debemos dejarlo entrar y así la conducta irá desapareciendo poco a poco. Solo entrara cuando no ladre más y esté más tranquilo.

El castigo podría resolver el problema de los ladridos, ya sea un comportamiento heredado, aprendido. Tengamos presente que el termino castigo no debe ser asociado a gritarle ni pegarle, esto causaría que se genere más ansiedad de la que ya tiene. El castigo tendría que ser de manera impersonal.

Uno de los complementos que permiten ayudarnos son los collares que funcionan a distancia. Existen dos tipos de collares, los de baja intensidad (que solo los perros pueden oír) y los que provocan una pequeña descarga eléctrica (que si no somos expertos te aconsejamos jamás usarlos).


Categorías

Adiestramiento

Maria

Redactora de contenidos, editora de blogs, posicionamiento SEO

Escribe un comentario