George, el Basset Hound rescatado de un accidente domestico

Nuestra casa puede ser un verdadero santuario para nuestro perro, pero también puede semejarse a un campo minado lleno de peligros… por lo que debemos ser muy cuidadosos a la hora de dejar a la mascota sola en la casa y expuesta a los accidentes caseros, pues nunca se sabe lo que puede llegar a sucederle a tu perro mientras tu no estas.

Esto mismo le sucedió a Lydia Brown, cuando personal de la policía londinense le comunicaron que acababan de salvar a su perro Basset Hound de una asfixia segura.

Durante su ausencia y completamente solo en la casa, “George”, para distraerse, no encontró mejor juguete que el anticuado teléfono familiar, de disco y con un largo cable, que de tanto mordisquear y entreverar, terminó enredándose su propio cuello con el cable telefónico que cada vez le jalaba más.

Por cosas del destino, un milagro o simple suerte, George pudo marcar accidentalmente el número de emergencias: 999.

El basset hound Geroge junto a su dueñaAl ser recibida la llamada en la central de emergencias, y percibir del otro lado del aparato una respiración entrecortada y jadeante, no dudaron en enviar un contingente de policía que de inmediato comenzó a explorar la casa. Aun así, fue un vecino de los Brown, Paul Walter, quien al ver la conmoción se acercó y detectó en los aprietos que se encontraba George.

Ahora el Basset Hound, con su cara de adormilado, posa para las cámaras de diversos medios junto a su dueña, pero por muy poco la historia podría haber sido distintamente trágica.

Si este caso culminó bien por la conjugación de varios episodios fortuitos, no en todos los caso podría pasar lo mismo, por lo que es conveniente prevenir al máximo cualquier tipo de accidente de nuestra mascota si la dejamos sola en la casa.


Un comentario

  1.   hector diaz dijo

    Poor pooch! This can happen to dogs, or to children who will put into their mouths anything. I’m glad nothing tragic happened.

Escribe un comentario