Grandes herramientas de los perros

Por si no lo sabías, a lo largo de la historia, lo perros se han destacado por contar con un excelente olfato, que no solo los ha ayudado a ser grandes buscadores de comida, sino también, hoy en día a ayudarnos en tareas como, la búsqueda de sobrevivientes después de un terremoto, búsqueda de drogas, entre otras.  Una de las principales características de todos los perros, es estar dotados con un especial y avanzado sentido del olfato que les permite percibir sensaciones que a nosotros nos resultarían imposibles.

Es importante destacar que existe una diferencia abismal entre nuestra capacidad de olfato y la capacidad de los perros, al mismo tiempo que existen diferencias anatómicas, en las que nosotros los humanos somos definidos como microsmáticos y a los perros como macrosmáticos. Este tipo de diferencias se ubican a nivel de la cavidad nasal y en las partes del cerebro encargadas de procesar la información olfativa, las cuales son muchísimo más pequeñas en el hombre que en estos animales.

Esta diferencia se ve claramente en la cantidad de células olfatorias que tenemos nosotros, que son más o menos cinco millones en 500 milímetros cuadrados en la cavidad nasal, mientras que los perros poseen aproximadamente 220 millones de células olfatorias en un área de 7000 milímetros cuadrados. Sin embargo, a pesar de este número, la capacidad del perro va mucho más allá, ya que científicos han comprobado que podría superar un millón de veces a la capacidad de los seres humanos.

Así como estos animales tienes una gran sensibilidad olfativa, también se caracterizas por su agudeza auditiva, que les permite percibir sonidos distancias inmensas, lo cual nosotros los humanos nunca podríamos recibir. Debido a esta habilidad, los perros tienen que acostumbrarse a ignorar muchos sonidos que se producen a su alrededor para disminuir su estrés.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario