Hábitos humanos que los perros odian

Niña abrazando a un perro.

Muchas veces no somos conscientes de lo mucho que pueden molestar algunos hábitos a nuestra mascota; es más, incluso llegamos a creer que estos gestos les resultan agradables, cuando en realidad los detestan. Sin embargo, en la mayoría de los casos son difíciles de identificar, por lo que caemos en los mismos errores continuamente. Para evitarlos tan sólo tenemos que saber cuáles son:

1. Abrazos. Son una de las expresiones de afecto más comunes entre los humanos, pero a los perros les resultan estresantes y desagradables; para ellos es más bien un acto de dominancia. Muchos perros han desarrollado tolerancia hacia este gesto, pero a pesar de ello notaremos que se ponen tensos, alejan la cara de nosotros o retiran la mirada. Éstas son señales de que están molestos.


2. Palmadas en la cabeza. Les resultan especialmente molestas, sobre todo si vienen de manos de un desconocido. Estos “golpecitos” son incómodos para ellos, por lo que notaremos que cuando practicamos esta costumbre el can agacha la cabeza, cierra los ojos e incluso da pasos hacia atrás. Se trata de una invasión de su espacio, por lo que aunque toleren estas palmas, la realidad es que están deseando que terminen cuando antes.

3. Ruidos fuertes. Su capacidad auditiva está notablemente desarrollada, por lo que estos animales son mucho más sensibles a los ruidos que el ser humano. Es por ello que la música demasiado alta, la televisión o los gritos pueden desestabilizarles fácilmente. Los sonidos muy agudos son insoportables para sus finos oídos.

4. Los engaños. A muchos dueños les parece gracioso “engañar” a sus perros fingiendo que han lanzado la pelota cuando en realidad aún la tienen en la mano, o poner comida delante de su hocico y retirarla en el último momento. Lo que para nosotros puede ser divertido para ellos supone un momento de ansiedad para nada beneficioso.

5. Cogerles repentinamente. Esto es muy común entre los dueños de razas pequeñas. Para los canes es muy molesto que les levantemos rápidamente del suelo y les llevemos hacia donde queremos; pueden ponerse muy nerviosos, ya que no comprenden lo que está pasando.


Categorías

Curiosidades

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario