Herpes Virus Canino, un asesino oculto

En muchos criaderos, existe un virus implacable y altamente mortal llamado Herpes Virus Canino (CHV) y que aparentemente no tendría un tratamiento efectivo, produciendo la muerte, casi en la totalidad de la camada de cachorros recién nacidos. El CHV, se aisló por primera vez en 1965, y es responsable de una patología mortal en los cachorros recién nacidos.

Camada

El virus parece estar presente en todo el mundo y en algunos criaderos, llegan a tener tasas de mortalidad tan altas como 100%, un dato ignorado por la mayoría de las personas e instituciones caninas. Muchas veces provoca abortos instantáneos y su transmisión es por contacto directo con fluidos corporales infectados, dado que CHV es inestable en el medio ambiente.

Las crías nacen con poco estímulo a alimentarse, lo que por supuesto los va debilitando aún más, hasta que irremediablemente, mueren. En algunos cachorros, el cuadro es aún peor, presentando úlceras y fuertes dolores en la zona abdominal y un llanto persistente, alarga su agonía por un máximo de 7 días.

La muerte de los cachorros de 1 a 4 semanas de edad es la más común. Los cachorros raramente mueren si tienen de 2 a 3 semanas de vida en el momento de la exposición. La duración de la enfermedad en los cachorros recién nacidos es de 1 a 7 días. Los signos más evidentes consisten en anorexia (no comen), disnea (dificultad respiratoria), dolor a la palpación abdominal, incoordinación y, a menudo, heces blandas amarillo verdosas.

Algunas recomendaciones para tener en cuenta son: Evitar que las madres y los cachorros pasen situaciones de stress, verificar que los recién nacidos se alimenten con el calostro, mantener el lugar seco y limpio y controlar bien la producción láctea de la madre, sin olvidarse, que el CHV es despiadado, y sólo vivirán los cachorros “fuertes”.

Vía: Herpes Virus Canino l Foto: Anuncios-Venta


Escribe un comentario