La historia de Balto

Balto

Balto fue un perro de raza husky siberiano que fue considerado como héroe por los niños del pueblo Nome, en Alaska. Sorprendió a todos por su afán de querer ayudar, llevando comida a los menores de edad, ya que no creían que fuese adecuado para este trabajo.

Esta es su historia.

Balto nació en el año 1919, en la aldea del pueblo Nome. Unos años más tarde, en 1925, apareció la difteria, una enfermedad que afecta principalmente a los niños menores de cinco años, pudiendo llegar a ser mortal si no se trata a tiempo. Urgentemente contactaron con todos los hospitales de la zona, ya que la necesidad de tener penicilina para poder dársela a los niños era urgente.

Las autoridades del lugar supieron que había algunas existencias en la ciudad de Anchorage, a más de 1609 kilómetros del poblado. Debido a que los mares estaban congelados y el tiempo tampoco ayudaba, ya que había una gran tormenta de nieve, no se podía llevar la antitoxina por barco ni por vía aérea.

Al final, trazaron el siguiente plan: trasladar la antitoxina en ferrocarril desde Anchorage hasta Nenana, y desde allí llevar el medicamento en trineo arrastrado por perros hasta Nome, recorriendo una distancia de mil kilómetros.

Participaron más de 100 perros con 20 guías, entre los que se encontraba el protagonista de esta historia: Balto. Y aunque el recorrido como guía fue muy corto, fue él quien se llevó todo el mérito tras llegar al poblado, ya que logró cumplir con su trabajo, guiar al resto, y salvar a los niños.

Así, el perro que no iba a ser destinado como líder, se convirtió en un auténtico héroe para los niños, quienes finalmente se pudieron salvar.

Balto

La historia de Balto conmovió tanto, que a finales de ese año se erguió una estatua en el Central Park, de Nueva York.

Balto falleció en el año 1933, pero su labor será recordada por siempre.

Más información – Perros siberianos: diferencias entre Husky Siberiano y Alaskan Malamute

Imagen – Sherakan, Animation Source


Categorías

Curiosidades
Etiquetas ,

Mónica Sánchez

Los animales siempre han estado muy presentes en mi vida. Actualmente tengo tres gatos y tres perros, y cada día sacan lo mejor de mí. Son unos seres muy especiales que siempre me enseñan algo nuevo. Es una enseñanza que voy a compartir contigo.

Escribe un comentario