La Importancia de Cepillar a tu Perro


Con esta práctica, que apenas te toma unos cinco minutos al día, lograrás, además de mantenerlo limpio y con un pelo brillante, generar un vínculo muy importante con tu mascota.

Aunque a la gran mayoría de los perros les encanta ser peinados y cepillados, otros pueden mostrarse esquivos desde el momento en que te ven con su cepillo. Por eso hay que acostumbrarlos a ser peinados desde que apenas son unos  cachorritos.

Tenga en cuenta, que el cepillado depende de la raza y de la cantidad de pelo de su mascota. Hay unos que necesitan mayor cepillado que otros. Sin embargo, es recomendable realizar el cepillado diariamente para fortalecer el vínculo con su amiguito.

De igual manera, con el fin de evitar la aparición de parásitos externos, molestos e indeseables, es importante el cepillado frecuente. También debe estar atento ante cualquier cambio en su piel, como reacciones alérgicas o dermatitis, de esta manera podrá buscar una solución antes que sea tarde.

Es muy importante que tenga en cuenta, que a un perro con pelo corto no puede cepillarlo con el mismo cepillo que utilizaría para un perro con pelo más largo.  Las razas de pelo corto, deben ser cepillados con cepillos de cerdas blandas y medias, o un guante de aseo para rascar, mientras que las razas más peludas o lanudas necesitarán un cepillo de cerdas de alambre más anchas.

Aunque se realice el cepillado diario, es muy importante que visite periódicamente a su veterinario para que sea éste quien se encargue del corte de pelo o de eliminar los nudos que pueden llegar a formarse.

Recuerde que esta practica realizada diariamente, hará que su perro tenga una mayor confianza en usted, además de sentirse consentido y amado.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario