La palabra clave es, ¡Déjalo!

Es importante que tu perro obedezca una serie de órdenes básicas. Y una de las más interesantes es “déjalo”. La razón es que puede ayudarte a mantener a tu perro fuera de peligro, para que vea qué puede y no puede morder y para evitar que muerda cosas perjudiciales para él.

Cuando le decimos “déjalo”, él debe entender que tiene que soltar eso que tiene en la boca, y no cogerlo más. O que ni se le ocurra llevarse a la boca eso que está mirando.
“Eso que está mirando” puede ser una piedra, veneno, trozos de cristal…
¿Verdad que empiezas a entender la importancia de que obedezca esta orden?

Perro con hueso

Esta orden básica se puede enseñar a perros de cualquier edad. Colócale la correa (usa una que mida por lo menos un metro y medio) y déjalo atado a un poste. No uses collar de castigo, sino uno normal o un arnés.

Colócate en el límite de la correa y llama a tu perro. Corta un trozo de salchicha, jamón de york… lo que más le guste y colócalo justo delante de él, pero in que llegue a alcanzarlo.
Ya te imaginas, ¿verdad? Se pondrá como loco para intentar cogerlo (de ahí que mejor uses un arnés)

Llegará un momento en que desistirá. Cuando lo haga, espera un poco y felicítale. Dale un premio (¡¡el del suelo no!!)
Vuelve a repetir con otros premios, pero sin decir nada. Se trata de que se dé cuenta de que no puede obtenerlo y que si desiste, tendrá un premio.

Después, cuando deje de intentarlo, empieza a decir “déjalo”, y prémiale de inmediato. Sigue repitiendo este ejercicio.

Aprenderá que no debe coger cosas del suelo, porque el premio que recibe al no hacerlo es mejor.


Categorías

Sin categoría

Admin Mundo Perros

Perfil de administración de Mundo Perros, una web dedicada totalmente al mundo del perro.

Escribe un comentario