La Percepción del Tiempo de Los Perros


Seguramente si tienen perros en casa o han tenido alguno, se habrán dado cuenta que saben exactamente la hora en que les toca comer, o salir a pasear. Incluso, en el caso de mi perra Baset Hound, que debíamos bañarla cada 2 semanas, sabía exactamente el día de su baño y se escondía durante todo el día debajo de mi cama, para que no la encontráramos para bañarla.

Generalmente los perros, se acostumbran al mismo horario y a la rutina desde muy péquennos. Ellos saben también a qué hora llega su dueño para esperarlo en la puerta o estar pendientes de su llegada. Todos estos comportamientos nos hacen pensar que ellos tienen una comprensión sofisticada de la forma en que pasa el tiempo, pero realmente, ¿Cómo pasa el tiempo para los perros?

En muchas ocasiones han escuchado que un año humano equivale más o menos a siete años de vida de nuestro animal, por lo que tratamos de multiplicar por 7 la edad de ellos para saber exactamente cuántos años tiene nuestro perro, pero los expertos aseguran que esta edad calculada, equivale simplemente a una comparación con los años humanos teniendo como base la esperanza de vida del animal, por lo que no sería correcto ni útil aplicar esta idea de los 7 años para entender la percepción del tiempo.

Por este motivo, los especialistas recomiendan que para entender la forma en la que los perros perciben el tiempo debemos entender la forma en la que nosotros, los seres humanos la percibimos.  Cada una de las personas experimenta el paso del tiempo de diferente manera en diferentes etapas de su vida, por ejemplo Albert Einstein explicaba en su principio de la relatividad, que cuando un hombre pasado en años se sienta a conversar durante una hora con una muchacha joven y bonita, esa hora pareciera para él un minuto.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario