La próstata en perros

Próstata en perros

Las enfermedades de  próstata suelen aparecer en perros mayores, de más de siete años. Es por eso que hay que controlarlos, ya que es una afección que ocurre en muchas ocasiones, y que puede tener síntomas variados que nos confundan. La mejor prevención es sin duda la esterilización, ya que la mayoría de las veces, esta enfermedad se produce por las hormonas.

Si tu perro es mayor, lo ideal es que realices revisiones periódicas en tu veterinario, para que controle que la próstata no cambia de tamaño. De todas formas, tendrás que estar atento a posibles cambios en el perro, ocasionados por los síntomas de la enfermedad.

Los síntomas de la próstata son diferentes en los perros, y no a todos afecta igual o al mismo nivel. En general, es una enfermedad que se cura fácilmente, pero en ocasiones puede ser grave, por lo que es mejor que se diagnostique a tiempo.

Uno de los síntomas más frecuentes son los problemas en el aparato reproductor, con sangre en el pene, incontinencia o dificultad al orinar. También hay problemas digestivos como el estreñimiento. Más raro pueden ser los problemas motores, como la cojera o la rigidez al caminar. Otros síntomas serán la fiebre, depresión, falta de apetito o pérdida de peso.

En cuanto veamos algunos de estos síntomas, debemos acudir inmediatamente al veterinario. Le harán una ecografía, para ver el estado de su próstata. Después, le proporcionarán tratamiento médico o quirúrgico, dependiendo de las circunstancias del perro.

El tratamiento médico puede incluir los antibióticos, o bien las hormonas, para paliar el efecto de estas. Esto se suele elegir en el caso de perros de avanzada edad, que pueden tener muchos riesgos a la hora de una intervención quirúrgica. Si hay que operarlo, o bien se castra, hacen un drenaje de los quistes o la cirugía de próstata.

Más Información – Beneficios de la esterilización o castración


Categorías

Enfermedades

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario