Las Inteligencias del Perro

Aunque muchos no estemos de acuerdo con ello, los profesionales de la veterinaria aseguran que los perros no son inteligentes en el sentido humano de la palabra, pero sí dentro del tipo de inteligencia canina, o mejor dicho, dentro de los tipos de inteligencia canina, pues los perros la tienen de tres tipos, tal vez de ahí que lo vemos hacer cosas sorprendentes.

El primer tipo de inteligencia en el perro es su Capacidad de Aprendizaje.

Esta le permitirá al perro aprender determinadas acciones o comportamientos que le imparta su dueño básicamente a través del viejo método de la repetición y recompensa una vez el trabajo este bien hecho. Aquí, el “grado de inteligencia” lo podremos medir según la rapidez con que nuestro perro aprenda e incorpore “conocimiento”, pero ten en cuenta que, a parte de las cualidades individuales del can, la inteligencia también se puede ver regulada por características innatas de la raza o de la forma en que se le enseñe al perro. Mientras mayor sea la calidad de las lecciones al impartirlas, mayor será la receptividad y aprendizaje del perro.

En este sentido también debemos tener en cuenta que nuestro perro aprenderá cosas, digamos, por si solo. Por ejemplo, si en una ocasión hace algo malo o indebido y no se lo corrige, el perro no entenderá que eso está mal, por lo que incluirá esa acción en su aprendizaje, y lo seguirá haciendo.

La segunda inteligencia del perro es la que regula su capacidad para resolver problemas y encontrar soluciones.

Esta es una de las áreas en la que más le cuesta progresar al perro, y en la que abundan los casos en que hemos llamado “tonto” a nuestro perro. Meter la pata en el agua sin querer, volcar la comida o ladrar a su reflejo son algunas de estas situaciones.

A la hora de desarrollar este tipo de inteligencia en el perro se requiere de un poco mas de esfuerzo por parte del dueño o entrenador. Para hacerlo, se podrán aplicar algunos juegos o pruebas de habilidad que incentiven al perro a resolver una situación. Practicar agility seria una buena forma.

Y el tercer tipo de inteligencia canina es su Capacidad de Comunicación.

Por supuesto que todos los perros muestran un gran abanico de recursos a la hora de comunicar sus deseos o estado de ánimo, pero la inteligencia comunicativa se basa más bien en la capacidad de interacción entre el perro y la persona, que permita realizar actividades en conjunto e interpretar y obedecer órdenes.

Y si bien esta capacidad también se puede fomentar, al igual que en el caso de la capacidad de aprendizaje, se verá afectada por las singularidades del perro y su raza.

Como ya mencionamos al agillity, son muchos los deportes para perros que sirven perfectamente a la hora de fomentar y desarrollar las inteligencias del perro, lo cual no solo hará de él un ser mas despierto y vivas, sino que también mejorara nuestra relación con el perro, al verse incrementadas las formas de comunicación.


Escribe un comentario