Los cuidados del Pekinés

Cuidados del Pekinés

El Pekinés es una raza originaria de China, que es bastante conocida, aunque no tan popular como otras razas. Su pequeño tamaño y su bonito pelaje lo hace un buen candidato a perro de compañía. No obstante, quienes deseen un perro de esta raza, han de conocer todos sus pros y sus contras.

Este perro atrae a muchas personas por su bonito aspecto. El carácter del Pekinés es bastante afable con los suyos, pero es un perro que hay  que educar, o se volverá caprichoso e independiente. En general, tiene buena relación con los niños, pero no siempre con otras mascotas, y su fisionomía exige unos cuidados específicos que no todo el mundo conoce.

Los cuidados del Pekinés se centran en sus ojos, que son saltones y suelen ser propensos a úlceras o cataratas. Hay que vigilar su salud constantemente. Por otro lado, su nariz chata le hace padecer disnea, que es la dificultad para respirar, característica de algunas razas, como el Bulldog Inglés. Aunque es algo que se puede operar, no suele darle auténticos problemas si no se le fuerza, sobre todo en épocas de verano.

El pelaje también es otro aspecto que hay que cuidar. El denso y largo, sobre todo en la parte delantera. Hay que peinarlo con peines adecuados para este tipo de pelaje, para no romperlo o estropearlo. Así siempre estará desenredado. En muchas ocasiones, habrá que llevarlo a la peluquería canina.

Las orejas es otro punto en el que debes tener cuidado, ya que son bajas y tienen mucho pelo, lo que dificulta su aireación. De esta forma, son más propensas a sufrir infecciones y otitis. De vez en cuando, hay que limpiárselas, para evitarlo.

Los cuidados de este perros son sencillos, por lo que realmente es una raza ideal para un piso o una casa, ya que no requiere mucho ejercicio físico. Además, su esperanza de vida es de hasta 14 años, siendo un perro muy longevo.

Más Información – Razas mini: el Corgi galés de Pembroke

Imagen – Wikipedia


Categorías

Razas Perros
Etiquetas

Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario