Los huesos en la dieta del perro

Alimentar con huesos al perro

Hay un gran mito en el que se espera que los perros coman huesos a todas horas, pero existen muchos dueños que no están dispuestos a dar esta clase de alimentos a sus mascotas porque piensan que pueden ser perjudiciales. Ambas opiniones cuentan con cierta parte de verdad, pero es mejor conocer todos los detalles para evitar problemas en la dieta o en el intestino.

Los nutricionistas exponen que introducir huesos en la dieta de los perros es algo positivo, ya que de ellos consiguen nutrientes esenciales. Estos contienen calcio, fósforo y proteínas. Además, ayudan a fortalecerla dentadura, si se les han proporcionado desde pequeños. Esta es la parte positiva de darle esta clase de alimentos, a los que sin duda no podrán resistirse. Es algo tan sabroso para ellos que puedes convertirlos en auténticos premios por su comportamiento.

No obstante, también hay muchos errores y desventajas. Lo que nunca se debe hacer, y que es el principal foco de problemas, es darles huesos cocidos o cocinados a nuestra mascota. El problema es que estos son quebradizos y se astillan fácilmente, lo que puede llevar a la perforación del intestino. Por otro lado, también se debe cuidar el tamaño del hueso, ya que los que son demasiado grandes pueden quedar obstruidos.

La forma ideal de introducir los huesos en su dieta es siempre consultando primero a un veterinario. En la actualidad las opiniones son contradictorias. Hay quien dice que son necesarios, hay quien los evita para no tener problemas. Si deseas darle al perro esta aportación de calcio, entonces cuida la forma y el estado en que se los das, y acostúmbralos desde pequeños, o podrán tener diarreas o vómitos. De todas formas, con los suplementos y alimentos actuales, las mascotas no tienen por qué tener carencias nutricionales, por lo que puedes evitar el riesgo de darles huesos.

Más Información – Cómo controlar la alimentación del cachorro

Fuente – nutricionistadeperros

Imagen – nofotogenicolás en Flickr



Susy Fontenla

Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, aunque siempre me gustó escribir. Llevo años siendo voluntaria en una protectora, ahora todo mi tiempo he de dedicárselo a mis propios perros, que no son pocos. Adoro a los perros, la moda, las cremitas y las revistas online.

Escribe un comentario