Los Keeshonden


El Keeshond viene de la familia de los Spitz, y aunque su origen exacto no se encuentra documentado, al parecer es originario de Holanda más o menos en el siglo XVIII, donde eran utilizados como perros guardianes y de compañía. Más tarde, esta raza empezaría a ser conocida por ser un perro utilizado en los barcos, ya que eran mantenidos como perros guardianes de las embarcaciones que navegaban por el Rhin.

Esta raza se caracteriza por ser compacta y musculosa, y puede ser encontrada en colores como el crema o el gris, con diferentes variantes dentro de estas tonalidades. El Keeshond, también conocido como el pequeño holandés sonriente, tiene un carácter confiable, y de fácil adaptación a cualquier situación. Generalmente con sus dueños y con su familia es bastante fiel y cariñoso, por lo que es un buen animalito para tener en casa.

Cabe destacar que esta raza se adapta para tener diferentes clases de exigencia a nivel físico, podemos entrenarlo arduamente o simplemente acostumbrarlo a un simple paseo por el parque diario. Sin embargo, te recomiendo que mantengas una actividad regular para asegurarte que tenga una buena salud, tratando de salir a caminar con él entre 3 y 5 veces a la semana, llevando un paso normal y jugando con tu animal al aire libre.

Si tienes esta raza en casa, debes saber que pueden llegar a tener problemas de displasia de cadera, defectos o problemas cardiacos, derivados de una sobre ejercitación o por problemas de sobrepeso, por lo que te recomendamos que visites periódicamente a su veterinario para que mantenga su estado de salud y de peso controlado.


Categorías

Curiosidades, Razas Perros

Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario