Los Mordiscos de mi Cachorro


Los cachorros, pueden llegar a comportarse de manera inadecuada sin realmente saber que lo que están haciendo no se debe hacer. Generalmente los cachorros que son bastante juguetones, tienden a morder las manos, las piernas y todo lo que se les cruce en su camino por instinto y de manera natural, no lo hacen para llamar nuestra atención, ni porque se encuentren ansiosos o con energía extra en su organismo, simplemente no miden su fuerza y nos muerden, lo que empieza como juego, puede convertirse en un momento desagradable sobretodo para los niños.

Aunque estos mordiscos pueden ir desapareciendo, a medida que los perros van haciéndose adultos, es importante que desde que se encuentran cachorros, les enseñemos a comportarse y a jugar de manera adecuada sin causarnos daño a nosotros o a nuestros hijos pequeños.

Y es que, si no les enseñamos desde pequeños, lo que se debe y lo que no se debe hacer, puede llegar a continuar en el futuro, ocasionándole lesiones graves al perro en su boca. Te recomiendo que les enseñes a tus perros, desde pequeños a controlar su mandíbulas para que además de no morderlo todo en casa, aprendan a no morder demasiado fuerte para evitar problemas.

Una de las formas mas eficaces para enseñarles a no morder demasiado fuerte y a no destruir nuestra casa con sus colmillos y dientes filudos, es conseguir juguetes o huesos especiales para perros. Te recomiendo que te asesores con especialistas de tiendas de mascotas para que te ayuden a elegir el mejor juguete para tu animalito.

De igual manera es recomendable que los cachorros pasen mucho tiempo con su madre después de nacer, para que sea ella quien les enseñe lo que no se debe hacer y la manera correcta de comportarse.


Categorías

Cachorros, Curiosidades

Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario