Los peligros de pasear al perro sin correa

Perro paseando con correa.

Pasear al perro es algo imprescindible para su bienestar físico y mental, siempre y cuando lo controlemos con una correa. Este simple accesorio no sólo nos ayudará a educarle adecuadamente, sino que también evitaremos grandes peligros para él, como perderse o ser atropellados.

Paseando al perro sin correa le exponemos a graves riesgos. Aunque le eduquemos para que camine a nuestro lado y obedezca nuestras órdenes, no debemos olvidar que puede verse dominado fácilmente por sus instintos primarios. Si percibe algo que le resulte interesante, como una hembra en celo o comida, es muy probable que corra hacia ello.


Además, debemos tener en cuenta los factores externos. Por ejemplo, si el can se asusta al escuchar un ruido fuerte como un petardo o el derrape de un coche, puede salir corriendo, cruzando carreteras o exponiéndose a otros muchos peligros. Así no sólo pondría en riesgo su propia vida, sino también la de los conductores.

De la misma forma, se recomienda no perder de vista jamás al perro durante el paseo, ya que si estamos cerca de él podemos evitar que coma sustancias dañinas del suelo o que pise cristales. También hay que tener en cuenta que tendrá más posibilidades de morder o ser mordido por otros perros si no lleva correa.

Asimismo, si su raza tiene el suficiente valor económico, puede ser robado y vendido. Nada importa en este caso que el can tenga un chip identificativo, pues estos ladrones saben cómo deshacerse de él.

Muchas personas creen que es mejor pasear a sus mascotas sin correa porque necesitan libertad. Si bien es cierto que los perros necesitan practicar ejercicio, deben hacerlo siempre bajo la supervisión de su dueño. Por otra parte, y aunque tiren de la correa para que les soltemos, debemos mantenernos firmes. Con tiempo y un poco de paciencia conseguiremos que camine tranquilamente a nuestro lado.


Categorías

General Perros

Raquel Sánchez

Licenciada en Periodismo y aficionada a los blogs, siempre me ha gustado escribir. Desde niña adoro a los animales, y los perros siempre han sido muy especiales para mí. Hoy en día forman una parte muy importante de mi vida.

Escribe un comentario