Los perros y el temor a los ruidos

Los perros suelen asustarse por los fuertes ruidos, pero esta reacción en ocasiones se vincula a la forma en que tú reaccionas cuando te asustas. Si tu perro le teme a algún ruido en particular se le podrá pasar con el tiempo, si le brindas la seguridad necesaria. En cambio si lo ignoras el problema se acrecentará.

Cuando un perro se asuste con un ruido no debes intentar calmarlo acariciándolo, esto causará que sus signos de alertase agranden, reforzando los signos de su ansiedad con caricias y abrazos. O sea, que cuando quieran mimos se mostraran asustados. Cuando un ruido los asuste debemos mostrarnos tranquilos y hacer como que no payanada. Cuando se muestre menos temeroso o que el susto se le fue ahí es el omento de acariciarlos por ser valiente.

Si cuando tiene miedo se esconde debajo de la cama, silla o sofá no debemos obligarlo a salir de su refugio, que que en ese lugar se sentirá más tranquilo y así podrá controlar su miedo. Si lo quieres sacar a la fuerza, podrá interpretar que le estas sacando su seguridad y la situación puede empeorar.

Veras que luego de un rato en el que se muestra asustado, comenzará a verse más tranquilo y si ve a su líder tranquilo este tiempo será menor.

Si el miedo es desproporcionado y tiene conductas que te preocupen, como por ejemplo lastimarse a si mismo, es necesario que consultes con el veterinario para ver si es necesario llevar adelante un tratamiento con medicación.


Categorías

General Perros

Maria

Redactora de contenidos, editora de blogs, posicionamiento SEO

Escribe un comentario