Los perros y los niños


Tener un animalito en casa, no solo es una bendición para quienes convivimos con ellos todo el tiempo, en general cualquier persona que visite nuestro hogar y tenga contacto con nuestro animalito se sentirá mucho más tranquilo y relajado, ya que como lo hemos mencionado muchas veces, tener una mascota en casa, nos ayuda a tranquilizarnos y a manejar el estrés.

Aunque muchos de nosotros, que tenemos mascotas en casa, nos damos cuenta de la capacidad de entendimiento y de comprensión que tienen los animales,  hace algún tiempo un grupo de científicos húngaros, adscritos a la Academia de ciencias de ese país, han confirmado que, los perros, tienen la capacidad de leer las emociones humanas, de la misma manera y con la misma precisión, con la que un niño que se encuentre entre los 6 meses y los 2 años puede hacerlo.

Para lograr comprobar este insólito hecho, los científicos empezaron a analizar y a documentar cada uno de los movimientos oculares de los perros, al ver un video de personas dando vueltas alrededor de diferentes tipos de objetos de plástico.  Estas personas decían “hola perro” tratando de sonar muy amigable y mirando fijamente a la pantallas, para luego volverse hacia el objeto. Generalmente los perros tendían a llevar su mirada hacia el objeto de plástico, algo que no sucedía cuando la persona los saludaba.

Este estudio fue publicado por la revista Current Biology, mientras que uno de los científicos participantes llamado Jozsef Topal, aseguró que la utilización de las señales ostensivas es uno de las evidencias que los perros comparten con los niños pequeños, las habilidades cognitivas sociales. De esta manera, ya sabemos que los perros, así como los bebés de nosotros los seres humanos, son muy sensibles a las señales que significan intentos de comunicación.



Viviana Saldarriaga

Soy colombiana pero actualmente me encuentro viviendo en Argentina. Estudié producción de música en Estados Unidos en donde trabajé algunos años hasta devolverme a mi país para empezar a estudiar periodismo. Hoy en día me encuentro a punto de terminar mi carrera como periodista. Me considero una persona amable y sociable, pero muy psicorígida y perfeccionista. Soy curiosa por naturaleza y siempre tengo afán por aprender cada día un poco más.

Escribe un comentario