Nutrición perruna (II)

Te seguimos hablando de lo que no puede faltarte en la alimentación de tu mascota.

La grasa es una fuente muy importante de energía y ayuda en la absorción de vitamina A, D y E. Las grasas son importantes para que el organismo de los perros pueda regular su temperatura corporal. Tampoco puede excederse en la cantidad de grasas, sino provocaras que aumente de peso.

Los carbohidratos son combustibles muy importantes. Los mismos están en alimentos con mucho almidón, como las pastas, el arroz y los azucares. Los carbohidratos suelen al organismo con energías, que se convierten rápidamente en potencia. Los carbohidratos de origen vegetal deben ser cocinados para que tu mascota tenga la capacidad de absorberlos.

Si nos referimos a los minerales, estos ayudan a mantener la estructura de su cuerpo saludable. El calcio es uno de ellos. Es importante para sus dientes y sus huesos. La carencia de minerales, sea calcio o sea fósforo, puede ocasionar graves problemas de salud en el perro. Tanto el calcio como el fósforo actúan en conjunto, dándole rigidez a sus huesos y a sus dientes, permitiendo una correcta coagulación en la sangre y permitiendo que su sistema nervioso no tenga problemas.

Dentro de las vitaminas, la A es esencial para su vista, a B para el sistema nervioso, la D para los huesos, la vitamina E para la piel y la K ayuda a la coagulación de la sangre. La vitamina C no es usada en la alimentación de los perros ya que ellos pueden sintetizarla por ellos mismos.


Escribe un comentario